San Agustín, Enarraciones sobre los Salmos - Tema: la Navidad - Koinonia

Revista Koinonía
Vaya al Contenido

San Agustín, Enarraciones sobre los Salmos - Tema: la Navidad

Padres de la Iglesia
Alégrese la esposa amada por Dios. He aquí al esposo mismo, que avanza hacia nosotros. A nosotros, creyentes, el Esposo se nos presenta siempre bello. Bello es Dios, Verbo junto a Dios; bello en el seno de la Virgen, donde no pierde la divinidad y asume la humanidad; bello es el Verbo nacido niño, porque mientras era bebé, mientras tomaba la leche, mientras era llevado en brazos los cielos han hablado, los ángeles han cantado alabanzas, la estrella ha señalado el camino a los Magos, ha sido adorado en el pesebre, alimento para los mansos.
Es bello, pues, en el cielo, bello en la tierra; bello en el seno, bello entre los brazos de sus padres; bello en los milagros, bello en el suplicio; bello en el invitar a la vida, bello en el no preocuparse de la muerte; bello en el abandonar la vida y bello en el recuperarla, bello en la cruz, bello en el sepulcro, bello en el cielo. Escuchad, pues, el cántico sin apartar jamás sus ojos del esplendor de su belleza.

Referencia:
San Agustín, Enarraciones sobre los Salmos, 44,3.
Koinonía
Copyright 2020
Regreso al contenido